Cada vez son más las parejas que prefieren dar el sí en un espacio abierto que les permita, una ceremonia más tranquila e íntima, disfrutando de la calma, la belleza del verdor y con el horizonte como escenario. Si tu sueño desde que recibiste el anillo de compromiso, es casarte en un lugar donde pueda respirarse el aire puro, estar rodeada de árboles, con un vestido de novia romántico y luciendo un peinado de novia muy natural, no te pierdas estas recomendaciones, ideales para que sepas cómo planear este estilo de boda de principio a fin.

1. Definiendo el lugar

El primer paso para comenzar la planeación de un matrimonio al aire libre es encontrar el lugar apropiado, en un paraje bonito teniendo en cuenta las preferencias de los novios. Además de que sea un espacio maravilloso debes asegurarte de que las vías de acceso estén bien, que la ubicación sea sencilla o en su defecto muy bien señalizada para que nadie tenga dificultades al llegar y que el espacio sea el apropiado para el número de familiares y amigos que van a acompañarlos en su gran día. Revisa también que cuente con un espacio apropiado para realizar la ceremonia. Una extensión plana donde puedas ubicar bancas para los asistentes y que tengas lugar suficiente para las mesas y sillas de los invitados.

2. Pensar en la hora de celebración

Con el lugar ya elegido y la ruta clara, define una hora que según la distancia y las comodidades sea la adecuada para ti, tu novio y los invitados. Define un momento del día que te permita sacarle el mayor provecho al lugar que encontraste para vivir uno de los momentos más maravillosos al lado del amor de tu vida. Recuerda además dependiendo de la hora y la ubicación, incluir en el diseño de tarjetas de invitación, las instrucciones de vestuario y protección adecuadas para que tus familiares y amigos puedan gozar de la fiesta sin preocuparse por nada más.

3. Elegir la decoración adecuada

Ya la naturaleza es tu gran aliada y aportará la mayor parte de la decoración. Prefiere una línea que te permita resaltar los árboles, las flores, los lagos si existen y todo lo que el lugar te ofrece. Aprovechando esto puedes realizar una decoración de matrimonio sencilla, ubicando mesas y sillas que vayan en armonía pueden ser en madera dejándolas descubiertas y ubicando únicamente centros de mesa para boda en cada una con una inspiración también muy natural. Prefiere las flores silvestres, incluso iguales a las que puedan encontrarse en el lugar. Si te gustan más las mesas con manteles elige alguno de color vivo que armonice con el ambiente. Recuerda incluir pisa manteles en las esquinas para evitar que se desubiquen. El espacio puedes llenarlo con antorchas o lámparas de luz solar clavadas sobre el césped. El lugar de la ceremonia y la pista de baile pueden construirse con decks en madera y decorarlos con instalación de bombillas eléctricas, faroles con velas y arreglos florales para boda que llenen de color y vitalidad el espacio.

4. Para disfrutar del banquete

Lo mejor es ofrecer a familiares y amigos, un almuerzo o cena acorde con el lugar. Tener una estación de jugos y frutas de la región y arriesgarse con un plato típico servido de manera elegante y cuidadosa.
Si prefieres algo menos elaborado puedes realizar un asado o contratar el servicio de un food truck que se encargue del servicio de alimentación. Instalar una barra de bar con cócteles y licores es también una idea fabulosa y muy festiva para este tipo de celebraciones.

5. El ajuar de novios

Teniendo en cuenta el espíritu desenfadado y tranquilo de las ceremonias al aire libre, nuestra recomendación es que prefieras un vestido de novia sencillo, con poco vuelo, detalle en encaje y géneros de buena caída, esto hará que tengas la comodidad perfecta para gozarte tu celebración campestre. Para los novios la sugerencia es la misma, inclinarse más por los colores claros, las texturas livianas y la fluidez.
Su ceremonia al aire libre puede seguir las reglas que ustedes quieran y reflejar sus preferencias en cada rincón. Decídanse tu pareja y tú por una decoración para matrimonio que aproveche las bondades del espacio y recuerden indicar a sus invitados en la tarjeta de matrimonio el traje adecuado y el tipo de celebración para que estén preparados a gozársela de principio a fin.

Fuente: Por